Ultimas noticias

Pues seguimos en Tunez tras mas de 1 año y medio, una revolución y una nueva aventura....
 
Laos PDF Imprimir E-Mail
martes, 26 de agosto de 2008

Laos laos:

salimos de Vietnam con la presteza que el autobus nos permitía. Salimos de vietnam un poco escaldados. Par acabar de arregla el asunto de la partida de Hanoi nos pasearon por medio centro historico como si fuera un correcalle, recogiendo a otros viajeros con niños mochilas y pertrechos, nos embutieron en 2 coches y nos largaron para la estacion de autobuses. Como el autobus se escacharro al salir aun tuvimos tiempo de ver el Brasil Vietnam en un puesto de carretera. Bueno lo vimos nosotros porque nos negamos a empujar el bus. Esta fue nuestra pequena venganza!!!

Entra en laos fue un abrir y cerrar de ojos. Derrotados por el cansancio de las largas horas en el bus, cruzando paisajes idilicos, verdes valles, rios marrones y muros cársticos bellisimos como botellas rotas puestas del reves.

Vientiane es una capital de bolsillo, un lugar maravilloso para andar, comer pescado de rio, desgustar cerveza y pasear en bicicleta. Ni un solo claxon, pocos coches gente amable y buen ambiente. Maravilloso. Incluso nos regalaron un monedero precioso y nos invitaron a beber licor en una de las calles sin asfaltar de esta joya de capital.

Nos largamos para el norte del pais. Queriamos alquilar una moto pero no pudo ser. Los siguientes dias fueron verdaderos infiernos de curvas agua. Autobuses comodos, si, pero al cabo de 10 horas los culos son bloques de chinchetas. La almorrana no fallo para robert.

Visitamos Luang Prabang donde a pasear de llegar a las 2 de la madrugada encontramos alojamiento. Cuidad montañosa, bonita y muy turistica llena de monjes y templos. Poco mas de un dia nos quedamos. Iniciamos un peregrinaje hacia el noreste del pais. Phonsavan fue el primer destino un lugar famoso por los bombardeos americanos. Las bombas sin explotar sirven de decoracion para hoteles y casas, para crear abrevaderos de vacas o verjas para casas, incluso para hacerlas servir como barbacoas. Aun hoy en dia se encuentran UXO ( unexploted ordenances), o sea bombas sin explotar, algunas de ellas de mas de 500kg. Hay ciertas ONG que se dedican a limpiar el terreno, no sin peligro. MAG es una de ellas y es alucinante ver como se desactiva una bomba y el peligro que entraña, sobretodo si se encuentra cerca de pueblos con payeses analfabetos que se dedican a aporrear el metal para venderlo como chatarra (algunos mueren en el intento claro). Visitaos alli tambien la Planicie de la Jarras conde se encuentran, entre crateres de bombas americanas, ciertos elementos de piedras de unos 2 metros en forma de jarra . Lo mejor fue el paseo en moto por los alrededores. Y como no las paraditas por los pueblos tomando chuputos de Lao Lao (licor de arroz tipo sake)

Nos largamos despues hacia Vien Xai (con parada en Sami Neua) donde visitamos las cuevas donde se escondieron durante 10 anyso los liferes del Phatet Lao, que luego fueron los dirigentes del pais ( hasta hoy en dia). Lluvia I mas lluvia.

Pseamos hasta UdonXai, parando en pueblos no del todo significativos y algo aburridos. Por suerte conocimops a Fabio y Federico dos italianos de Bergamo que, en Bergamasco ( dilecto de su region ) nos deleitaron con su chalra mientras vaciavamos cerveza tras cerveza en distinso pueblos. Fueron unos grandes companyeros de viaje.

En Laos llovio tanto que las carreteras quedaron cortados en algunos momentos, haciendo que los trayectos incrementaran su tiempo en varias horas. Pero el paisaje es tan acojonante que valia la pena. Montanyas altas vedes de miles de tonos y gentes amables y agradables.

La comida de laos no nos entusiasmo demasiado. Seguimos con los fideos de arroz, las sopas y poca cosa mas. A nivel de dinero diremos que es mas caro que los demas paises visitados pero es normal si entendemos que no producen nada y no tiene salida al mar.

Salimos a Tailandia por Huay Xai. Alli fue curioso ver la castea de aduanas: una garita de madera la mar de cutre. No entendimos tanta sencillez hasta que observamos que el puesto de Aduanas oficial estaba 1 metro y medio sumergido en el rio mekong. La lluvia el Laos no entiende de fronteras, ni de banderas, puesto que en el lado thailandes desembarcamos a lo Veneciano directamente en las escaleras de subida a las oficinas.

Laos nos ha encantado. Es remoto pero no tanto (los ingleses tiene un enclave tipo Lloret en Vang Vieng, donde se dedican a hacer Rafting con camaras de camiones , llamado Tubbing), pero entrañable.

Laos nos enseñó que la velocidad de la luz a la que se vive en vietnam no se contagia y el sureste asiático puede ser tambien un lugar tranquilo donde hay tiempo para caminar, ver puestas de sol o pescar en el rio. Y que siga asi por muchos años!

Modificado el ( sábado, 11 de octubre de 2008 )
 
< Anterior   Siguiente >
© 2014 2 en ruta por los 5 continentes. La vuelta al mundo de Robert y Eva
Joomla! is Free Software released under the GNU/GPL License.